El Criptex

El adiós de San Israel Félix Soto y la bienvenida al país de los mortales

Eduardo Medécigo Rubio

El adiós de San Israel Félix Soto y la bienvenida al país de los mortales

Política

Julio 02, 2019 16:17 hrs.
Política Estados › México Hidalgo
Eduardo Medécigo Rubio › Líderes Políticos

7,274 vistas

El adiós de San Israel Félix Soto y la bienvenida al país de los mortales

Salir a la mitad del periodo de gobierno, dejando atrás un poder que en muchas ocasiones fue mayor que el del propio gobernador para iniciar una aventura política, pactada o no, se antoja como apostarle a un caballo de tres patas el primer sábado de mayo en el Derby de Ketucky.

El pasado lunes 17 de junio, se dio a conocer de manera escueta la renuncia del vicegobernador y principal operador político (visible) del gobernante en turno Omar Fayad Meneses.
Israel Félix Soto, fiel practicante del individualismo metodológico, cómo funcionario público siempre buscó maximizar la utilidad de su cargo al obtener el mayor provecho de este y como resultado crear las condiciones adecuadas para poder ’crecer’ en todos los sentidos (sobre todo en el económico) pero siempre consiguiendo el aumento desmedido de su poder político, incluso pasando por encima de las decisiones del gobernador.

Con la renuncia presentada por ’motivos personales’ surgieron distintas teorías populares sobre dicha decisión, todas diferentes, pero en el imaginario colectivo giran en torno a un contenido común: su salida obedece a la búsqueda de la primera magistratura del Estado por cualquier otro color que no sea el tricolor.

Así, por un lado, se comenta sobre la ’brillante’ estrategia del gobernador quien pactó en ’secreto’ con el presidente de la república la salida de Félix Soto para ser pintado de color Morena dentro de la administración pública federal y así poder obtener la aprobación (por medio de la imposición) de los grupos fundadores de la 4T y la ’aceptación’ de los posibles aspirantes al mismo cargo por el mismo partido, y así poder ser candidato externo de Morena a un cargo de elección popular en la próxima contienda electoral que le allane el camino al cuarto piso.

Desde mi particular punto de vista sobre la anterior teoría, lo único rescatable es el hecho de pensar que, si existe un pacto entre Fayad Meneses y López Obrador, pero sólo en el caso de obtener un beneficio común por medio de una transición pactada pero que no sería por medio de Félix Soto, ya que, de ser así, el costo político para el presidente de la república sería muy elevado y con muy pobres beneficios.

Otra teoría que corre en los pasillos es la del ’lanzamiento’ del ex secretario de las Políticas Públicas en la búsqueda de la presidencia municipal de Mineral de la Reforma o de la capital del Estado; la cual se conseguirá por medio de una organización civil que le quite lo más que se pueda el olor a naftalina tricolor para que pueda ser aceptado por la llamada sociedad civil. Para ello es importante saber que no sólo basta sacarse fotografías como promotor de mercados o de columpios y resbaladillas de los parques públicos; o bien, asistir a un par de audiencias públicas bajo el enlonado para saludar con sombrero ajeno sin tener que caminar casa por casa para conocer la realidad local.

Otra más es la que menciona un verdadero rompimiento entre Félix Soto y Fayad Meneses, derivada de fuertes intereses económicos entre ambas partes, donde se involucra a un grupo de ’empresarios’ y no empresarios que mueven gran parte de la economía local y nacional. Rompimiento que obligó al ocupante de la principal oficina del cuarto piso a pedirle las llaves del negocio para posteriormente cambiarle el cerrojo no sin antes auditar dicha secretaría para tener elementos para no verse condicionado por el despedido secretario en posibles negociaciones futuras.

Lo cierto es que el gobierno de Fayad Meneses, con todo y sus asesores extranjeros, se muestra cada día más desorganizado, con menos liderazgo, con poco o nulo respaldo de los grupos que comandan el Partido Revolucionario Institucional y que busca con acciones desesperadas recuperar la credibilidad que fue perdiendo desde el inicio de su mandato para poder entregar el poder de manera pacífica a quien en su momento le indiquen.

Lo cierto es que en política no existen espacios vacíos y quienes se sentían candidatos bajo la sombra de Félix Soto, ahora viven tiempos de incertidumbre política al no tener un futuro cierto.
Así, muchos feligreses del ex Secretario Ejecutivo de La Política Pública están entrando en una situación donde se puede esperar que la irracionalidad racional sea común por razones prácticas.

Consultor Político Independiente
@EduardoMedecigo
www.trexconsultoriapolitica.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.