Ciudad de Bajas Pasiones

El vicio oculto de la religión PEDERASTÍA

Stephany Lavalle

El vicio oculto de la religión
PEDERASTÍA

Religión

Junio 18, 2019 08:11 hrs.
Religión Nacional › México Hidalgo
Stephany Lavalle › Líderes Políticos

4,460 vistas

El vicio oculto de la religión
PEDERASTÍA

’No impidas a los niños acercarse a mí; porque de ellos es el reino de los cielos’
Mateo 19

Esa noche usted me arranco mi virginidad masculina, usted empezó el abuso aberrante y sacrílego que duro 13 años, esas fueron las palabras que escribió en una carta Juan José Vaca antiguo legionario de Cristo, al fundador Marcial Maciel. La mente humana es muy compleja, desarrolla obsesiones, trastornos, filias, sin embargo existen unas más oscuras que otras, existen perversiones que dañan a terceros de por vida, la pederastia se encuentra en la numero uno de la lista.

La pederastia es una de las perversiones humanas más repudiadas por la sociedad debido al daño físico y psicológico que le causa a un menor, sin posibilidad de defenderse de su agresor ¿Pero qué pasa cuando los abusos provienen de una institución religiosa internacional?

Los clérigos se rigen por el derecho canónico, cuentan con un código que tiene tipificados diversos delitos que refieren a abusos sexuales cometidos por un sacerdote. Este es el Canon 1395:2: ’El clérigo que cometa de otro modo un delito contra el sexto mandamiento (no cometer actos impuros) cuando este delito haya sido cometido con violencia o amenazas públicamente o con un menor que no haya cumplido dieciséis años de edad, debe de ser castigado con penas justas, sin excluir la expulsión del estado clerical cuando así lo requiera’.

El canon en mención no es específico en cuál será el castigo o las penas justas, aplicables al delito en mención, así como tampoco que pasa si no cumple con algunas de las cosas aplicables al tipo penal, por ejemplo si el menor es mayor de dieciséis pero menor de edad, son lagunas legales que benefician al agresor, de tal forma que dejan campo abierto a la discrecionalidad de la ley, el cual delega a criterio de una persona, un organismo o autoridad, la estipulación de una pena.

Dicha discrecionalidad de la ley canónica aunado a la red de interés económico y político comprometidos de una institución de carácter moral y divino, es el caldo de cultivo perfecto para la impunidad.

Las pérdidas económicas de la fe

La Agencia de Inteligencia de Estados Unidos en 2011 estimo que los ingresos de la Iglesia Católica en 455.5 millones de dólares, provenientes de la venta de productos turísticos, libros, dinero que llega del extranjero a través de las contribuciones de los católicos alrededor del mundo, el Vaticano es un Estado dentro de Italia, que reporta presupuesto con ingresos y egresos como una empresa, derivado de ello, la credibilidad de dicha institución moral se ve reflejada en sus estados financieros, a mayor credibilidad mayores ingresos a menor credibilidad menores ingresos, algo parecido a los efectos que tienen las empresas estatales de los países cuando las calificadoras mundiales disminuyen o aumentan su calificación, la cual se ve reflejada directamente en sus estados financieros, solo que una institución religiosa sus calificadores son la sociedad en general, por lo que una crisis de credibilidad es una crisis financiera.

’Mi primer abuso fue cuando fuimos a Madrid, mi padre me pedía que me quedara con él porque le dolía mucho la pierna; el inocente accedió pero acabo masturbándolo’
José Raúl hijo de Marcial Maciel.

El mayor depredador sexual de niños en la iglesia católica Marcial Maciel el fundador de los legionarios de Cristo, violo a miles de niños en diferentes partes del mundo por décadas, la impunidad lo amparaba por su gran y cercana relación con el Papa Juan Pablo II, el cual estaba al tanto de todos los abusos de menores que perpetraba, a pesar de las múltiples denuncias en contra de Marcial, la Santa Sede contuvo por décadas las múltiples violaciones, su adicción a la morfina, sus hijos con varias mujeres, lavado de dinero, no existió justicia para los miles de niños abusados, por el contrario fue nombrado y reconocido por Juan Pablo II como ’El guía eficaz de la juventud’.

La impunidad de la pederastia en la religión se encuentra llena de doble moral e ironías, se supone que la religión es la guía moral de la sociedad y por lo contrario dentro de ella se encuentran todas las perversiones exponenciadas, por el poder, dinero e impunidad, es más fácil para un pederasta ingresar como seminarista y cometer abusos al amparo de la institución y ser premiado, absuelto de todo delito.

Hace unos meses el actual Papa salió a dar disculpas públicas por todos los abusos que se han cometido dentro de la iglesia católica en contra de niños, pero sin embargo quedan en solo palabras, porque no se han emitido leyes más claras y rigurosas en contra de dicho delito.

Es la crisis de fe que está atravesando la iglesia católica la que se ve reflejada en sus estados financieros, lo que está obligando aceptar los abusos y pedir disculpas, no es una verdadera expiación de culpas y real arrepentimiento, son los intereses que están siendo afectados y la desesperación por recuperar credibilidad mundial como máxima institución religiosa.

Stephany Lavalle
Abogada por la UNAM y Economista por el IPN
Rebelde de día, escritora de noche.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.