Alameda

#AckermanEnElINE

Enedino Sánchez Madrid

#AckermanEnElINE

Política

Febrero 28, 2020 19:40 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Enedino Sánchez Madrid › Líderes Políticos

1,269 vistas

Columna Alameda

#AckermanEnElINE

Por: Enedino Sánchez Madrid

En las últimas horas ha trascendido en diferentes medios de comunicación de alcance nacional, regional y local, así como en redes sociales la noticia sobre la propuesta de la CNDH (Comisión Nacional de Derechos Humanos) para que John Ackerman sea parte del Comité Evaluador del INE, junto a Carla Humphrey (CNDH) y las propuestas del INAI, Ana Laura Magaloni y el especialista en Derecho y Políticas Públicas, José Roldán Xopa, quienes fueron electos por una mayoría de cinco votos y mediante tómbola, al alcanzarse un empate con el también aspirante Arturo Sánchez Gutiérrez, respectivamente.

La noticia a girado en torno al nombramiento honorífico de una de las propuestas de la CNDH, el académico Jhon Ackerman, y no es tema menor, ya que el profesor de la UNAM es abiertamente simpatizante de MORENA, y seguramente será parte importante del equipo que evaluará a las propuestas para ocupar los espacios de consejeros que serán elegidos en el mes de abril.

Pero hagamos un análisis un poco más profundo y coyuntural de los problemas estructurales del INE, más allá de las simpatías políticas de los miembros del Comité Evaluador, necesitamos entender que los organismos autónomos en nuestro país hace mucho tiempo dejaron de serlo para convertirse en órganos de ’cuates y cuotas’, entender que estos órganos tampoco estar alejados de los procesos democráticos y las mayorías legitimas representadas en las cámaras. Hoy vemos a un Lorenzo Cordova cuasi exigiendo una política de consensos y acuerdos, que dicho sea de paso el no practica en lo absoluto, y eso lo podemos verificar, con el nombramiento de Edmundo Jacobo Molina, como Secretario Ejecutivo en un claro ’madruguete’, siendo que la designación a todas luces vulnera todo principio de certeza.

Por otro lado, y retomando el tema, honestamente creo que no debe asustar la propuesta de Ackerman en base a su ’militancia’, no, el debate no debe convertirse en discusión en un sentido de fobias políticas absurdas, debe ir en torno a preguntarnos sobre la neutralidad y la imparcialidad de todo aquellos que formen parte del proceso para la elección de los consejeros que tomaran protesta en abril, desde el poder legislativo, donde se mandan las propuestas, hasta lo técnico, donde se evalúan estás propuestas para posteriormente ser votados, no podemos darnos el lujo, de tener 4 nuevos consejeros si la legitimidad suficiente para afrontar el proceso reformador que el INE necesita y que la democracia de nuestro país, pide a gritos, desde hace muchos años.

Por último, el nombramiento de Ackerman es completamente legal, ya que cumple con todos los requisitos, si, pero no por ello parte con la certeza y la legitimidad necesaria que se requiere para tan importante cargo honorífico, hay que decirlo, así como también mencionar y recordar que el INE debe transitar para convertirse en un organismo realmente ciudadano, donde exista la pluralidad de todo tipo, y justo eso, a la pluralidad, es a que lo hoy, realmente le temen los que han hecho del INE un monopolio y una mera agencia de burocracia.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.