América Femat en la Lupa literaria de Magda Bello


América Femat Viveros, escritora, poeta, editora y promotora cultural de Hidalgo

América Femat en la Lupa literaria de Magda Bello

Literatura

Octubre 26, 2020 11:39 hrs.
Literatura Internacional › México
Magda Bello. Premio Internacional de Poesía Rubén Darío 2018 › Líderes Políticos

2,392 vistas

La lupa literaria de Magda Bello

Por: Magda Bello. Premio internacional de poesía Rubén Darío 2018.

América Femat Viveros, escritora, poeta, editora y promotora cultural de Hidalgo

América Femat Viveros. México, 1984. Escritora, poeta, editora y promotora cultural. Becaria por parte del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo, dentro del Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA, 2017) con el proyecto: ’La Espiral del Peregrino’. Es Directora General del proyecto cultural y editorial Cipselas. Ha sido distinguida como parte del Consejo Consultivo de la Academia Nacional de Poesía (Hidalgo, 2020). Es directora del Consejo Mexicano de Escritores en Hidalgo e integrante del Círculo de Estudio Ante la Poesía ’El Ojo de Faetón’.

Parte de su trabajo poético está citado en el libro ’Romper con la Palabra. Violencia de Género en la Obra de 100 Escritoras Mexicanas’ (Editorial Eon, 2018).

Ha publicado poesía, reseñas y artículos literarios en diversos medios impresos y electrónicos, nacionales e internacionales. Autora de los poemarios: ’La Estación del Agua’ (2020) ’Atisbo’ (2019), ’Irrupción’ (2018), ’Muestra poética, América Femat’ en la revista chilena Mal de Ojo: Biblioteca Virtual (2016) e "Inexorable" (2015).


AQUELLOS CUERPOS

AQUELLOS CUERPOS

Algo en la mañana de los cuerpos nos aferra insuperables.
Veo el vaho oloroso y susceptible del éxtasis:
La devorada luz que destila el acantilado de mi sexo,
la revolcada ola parida entre las piernas de las rocas,
la derramada sed en la mar de los cuerpos,
el sedimento impregnado en las paredes del basalto
––el paladar gustoso que se relame––.

Extrañamente, algo insuperable nos aferra
dejando en la batalla una llama
sublime, intacta, indivisible
lúcida; algo nos aferra, y prohíbe, olvidarnos.

ATISBO

Ahora lo sé;
una casa es raíz arrancada ––puño con tierra––.
Entro descalza para sentir los latidos de ese cuerpo.

Por ahora, mi casa, es una entraña vacía,
una fila de reflejos que siempre miran un mismo lado,
una sombra como un hueco en la pared.

Por más que llueva, no se limpian los muros,
pero se destiñen las voces en los patios;
ahora sé, como respira su sombra,
como los cuerpos desnudos se agonizan,
se van secando, son un puñado de tierra,
son de raíz arrancada.

ASTILLERO I

ASTILLERO I

La madrugada en su respiro
huele a hambre orilla y astillero.

––¿Alguien sabe por casualidad detener un río? ––.

La madrugada se hace arena, deja su rastro fósil,
estela de voces diamantinas.

––¿Alguien sabe por casualidad contener un mar? ––.

Bebo mi entero, sorbo a sorbo,
un falso retruécano prende de mi labio un arpón.

ASTILLERO II

¿Escuchas?
Hay un silencio de nado en todo esto,
un salto de sombras que destellan la tarde.

Las cosas cantan su abandono,
rugen la furia y el odio de contenerse
inmersas en la caracola.

Todas las cosas que nombro
son del mar.
--¿Escuchas? –

América Femat Viveros
Copyright. Derechos reservados

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.