En Zimapán, denuncian contaminación de mina a cielo abierto en Xhindó - Pobladores cansados de no recibir ningún tipo de atención por parte de las autoridades municipales encabezadas por el alcalde Erick Marte Rivera Villanueva, enviaron un oficio al diputado local Víctor Osmind Guerrero Trejo del distrito 01 de Zimapán donde le pidieron su apoyo - Zimapán - liderespoliticos.com.mx

En Zimapán, denuncian contaminación de mina a cielo abierto en Xhindó


Pobladores cansados de no recibir ningún tipo de atención por parte de las autoridades municipales encabezadas por el alcalde Erick Marte Rivera Villanueva, enviaron un oficio al diputado local Víctor Osmind Guerrero Trejo del distrito 01 de Zimapán donde le pidieron su apoyo

En Zimapán, denuncian contaminación de mina a cielo abierto en Xhindó

Empresas

Diciembre 18, 2019 14:21 hrs.
Empresas Estados › México Hidalgo
Juan Ricardo Montoya › Líderes Políticos

3,185 vistas

En Zimapán, denuncian contaminación de mina a cielo abierto en Xhindó

Juan Ricardo Montoya

Vecinos de las comunidades de Xindhó Primero, El Salitre y La Cantera del municipio de Zimapán, pidieron la intervención del Congreso de Hidalgo por la contaminación y afectaciones a sus viviendas supuestamente producidas por el Molino de Mármol de la empresa Grupo Zima dedicada a la elaboración de carbonatos de calcio.

Esto luego de que desde 2009 han solicitado la intervención tanto de autoridades locales como estatales para frenar la contaminación de los polvos producidos por el molino que se esparcen y las vibraciones de las maquinas.

Los pobladores, entrevistados por este medio de comunicación, señalaron que el pasado 18 de mayo cansados de no recibir ningún tipo de atención por parte de las autoridades municipales encabezadas por el alcalde panista Erick Marte Rivera Villanueva, enviaron un oficio al diputado local Víctor Osmind Guerrero Trejo del distrito 01 de Zimapán donde le pidieron su apoyo.


En el documento, avalado por más de 35 firmas de los vecinos de la localidad dijeron estar preocupados por la salud de los niños que acuden a clases al preescolar “Dulce Regalo” del Consejo Nacional de Fomento de la Educación (CONAFE) el cual se ubica a un costado del molino de piedra en el predio denominado Rancho Dandhó según Ernesto Román González Lucas, delegado municipal de El Salitre.

“De lunes a sábado hay tolvaneras y nubes de polvo producidas por el molino a todas horas” dijo por su parte Susana Rosales Cruz, una de las vecinas.

“Sólo los domingos descansan”, agregó la mujer.

Tras explicar que su casa al igual que las de otros pobladores se ubican en las inmediaciones de la planta presentan grietas, lamentó que hasta el momento las autoridades municipales ni estatales no hayan hecho nada para resolver el problema.

Pruebas de ello es el oficio que enviaron el 9 de diciembre de 2009 -hace diez años-a Roberto Reyes Monzalvo, entonces director general de Ecología del gobierno estatal quien según los afectados no hizo nada.

Lo mismo ocurrió con el Consejo Municipal Interino que gobernó Zimapán en ese mismo año a cuyos integrantes se les envió un oficio el 2 de abril de 2009.

Los afectados revelaron que en 2015 solicitaron a la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente el que acudiera a Xindhó a verificar el funcionamiento del molino, lo cual nunca se hizo.

Para colmo, tres empleados de la mina dedicados a elaborar 50 bultos del material toxico, fueron despedidos de manera injustificada al exigir un aumento a su exiguo sueldo de mil pesos semanales, así como su afiliación al Seguro Social y la entrega de ropa industrial apropiada para realizar sus tareas.

Acusaron a Gabriel Sánchez Palma, dueño de la empresa de pretender hacerlos firmar un contrato sin membrete en el que ellos aceptaban el poder ser despedidos en cualquier momento.

Ante esta situación, los afectados decidieron acudir con el diputado Víctor Osmind Guerrero Trejo de Morena, quien en la sesión del martes subió un exhorto a la delegación federal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para que realice una inspección a todas las minas de Zimapán “para verificar si cumplen con la normatividad laboral.

En entrevista, Víctor Osmind comentó que el trabajo que se desarrolla al interior de una mina es considerado de alto riesgo, y que el estado de Hidalgo se ha caracterizado por ser una entidad con un historial de 500 años de minería, que la colocan como una de las entidades federativas más importantes en el desarrollo minero de México.

Añadió que en la minería existen muchos riesgos de trabajo y debido al ambiente en el que trabajan los mineros, necesitan de un trato digno y de condiciones laborales adecuadas para desempeñar sus labores, con protección apropiada para evitar accidentes que podría costar la vida de muchos de los trabajadores que en esos lugares se desempeñan.

Detalló que los mineros se enfrentan a una combinación de circunstancias de trabajo adversas, como un entorno sin luz natural o ventilación. Dijo que a pesar de los esfuerzos que se realizan en muchos países, el índice de muertes, lesiones y enfermedades entre los trabajadores de las minas del mundo confirma que la minería sigue siendo la ocupación más peligrosa si tenemos en cuenta el número de personas expuestas al riesgo.

Dijo que, aunque sólo representa el uno por ciento de la fuerza de trabajo mundial, en la minería se dan alrededor del 8% de los accidentes mortales en el trabajo. “No existen datos fiables sobre el número de lesiones, pero son considerables, como lo es el número de trabajadores afectados por enfermedades profesionales discapacitantes como la neumoconiosis, la pérdida de la audición y los efectos de las vibraciones”, apuntó.

Añadió que a mayor profundidad en la mina aumenta la temperatura. Los mineros trabajaban en ambientes que contrastaban con el clima frío y airoso de Pachuca y Real del Monte lo que repercutía en la salud de los mineros: tos, catarros, resfriados eran enfermedades que estaban a la orden del día, que al no ser convenientemente curadas derivaban en pleuresía o “mal de costado” y otras graves afecciones respiratorias, y a la postre en enfermedades reumáticas.

Comentó que, en la mina, a tajo abierto ocurrían a menudo accidentes por la profundidad que alcanzaron este tipo de labores de explotación y extracción, que consistían en la caída desde las escaleras, algo muy común dado que subían en penumbras por improvisadas escaleras de una sola trabe cargando costales de 35 kilogramos.

También se originan lesiones, señaló, en los ojos por pedazos de roca o mineral que saltaban cuando se barreteaba (blefaraconiosis), o recibían golpes en las manos y dedos por el empleo de combos pesados. El empleo descuidado en el uso de la pólvora provocaba en ocasiones derrumbes ocasionando heridos y muertos.

Al final el diputado Guerrero Trejo se pronunció en favor de que se vigile el cumplimiento de las normas de trabajo contenidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en los tratados o acuerdos internacionales celebrados conforme a la misma, en la Ley Federal del Trabajo y sus reglamentos, normas oficiales mexicanas, instructivos, convenios, acuerdos y contratos de trabajo, así como de todas aquellas disposiciones dictadas por la Secretaría en ejercicio de sus facultades.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.