Ciudad de Bajas Pasiones

Miedo. El arma del Poder

Stephany Lavalle

Miedo.

El arma del Poder

Cultura

Julio 03, 2019 19:36 hrs.
Cultura Nacional › México Ciudad de México
Stephany Lavalle › Líderes Políticos

1,852 vistas

Miedo
El arma del Poder

’El reino de Dios puede ganarse con la violencia’
Thomas Hobbes


El miedo una emoción primaria del ser humano, fundamental para la supervivencia, en la prehistoria servía para salvaguardar a los humanos de los depredadores, desastres naturales, en la actualidad el miedo se ha usado para moldear sociedades enteras, los grandes factores de poder lo han ocupado para fines políticos, económicos y sociales.

Existen tres pasiones que articulan los temores de la modernidad: la desesperanza, pánico y desconfianza, los cuales van convirtiendo la conciencia social en esclava, bajo esta tesitura se manejan las sociedades contemporáneas.


¿Qué sucede cuando el miedo se convierte en una fobia social?

El temor irracional hacia algún sector o cosa ha sido el motor de las grandes desgracias del mundo, fue el miedo a las brujas lo que obligo a la comunidad de Salem a matar a más de 30 personas acusadas de brujería, esa misma histeria la que paralizo a México en el 2009 con el brote de la influenza, que a nivel nacional dejo en un año un saldo de 1,032 muertos, en comparación de los 2,555 feminicidios que se comenten al año en México y no han sido motivo de alerta nacional para paralizar el país.

Las sociedades con miedo son irracionales, por tanto fáciles de controlar, economistas como Milton Friedman comprendió el uso y poder del miedo, así como beneficios económicos y políticos que genera someter a un grupo de personas a “Shocks de miedo”, dicho grupo se volverá una masa irracional y moldeable en la cual se podrá instaurar políticas públicas y acciones que en condiciones normales no aceptaría.

La dictadura chilena de Pinochet es el claro ejemplo del lucro del miedo, Friedman con el apoyo del presidente Richard Nixon derrocaron a Salvador Allende a través de la política del miedo, sometiendo al pueblo chileno a grandes dosis de terror, lo que permitió el ascenso al poder del militar Pinochet y sometimiento de un pueblo entero, se instauraron las políticas más voraces de libre mercado, donde se hicieron los ricos más ricos y el pobre se convirtió en miserable.

Mujer chilena detenida en 1974 por la dictadura de Pinochet

"Por violación de los torturadores quedé embarazada y aborté en la cárcel. (...) Me obligaron a tomar drogas, sufrí violación y acoso sexual con perros, la introducción de ratas vivas por la vagina y todo el cuerpo. Me obligaron a tener relaciones sexuales con mi padre y mi hermano, que estaban detenidos. También a ver y a escuchar las torturas de mi hermano y padre. Tenía 25 años".

Fue el atentado de las Torres Gemelas en 2001 lo que generaría una histeria en la sociedad estadounidense y el rencor hacia el medio oriente, supuestos culpables de dicha tragedia, con esto, los estadounidenses aceptarían y apoyarían la invasión de Irak por parte del gobierno de Estados Unidos, dicha guerra contra el Medio Oriente ha costado millones de vidas, en comparación de los muertos por la caída de las Torres Gemelas, queda claro que lo importante no son las vidas humanas, si no los beneficios económicos que generan la guerra.

El negocio de la guerra

Las guerras lejos de ser una desgracia para los grandes poderes mundiales, representan un próspero negocio, la industria del armamento es una de las más rentables, tan solo en 2017 el total del gasto militar mundial llegó hasta los 1,7 billones de dólares en 2017. Y sólo Estados Unidos gastó en 2017 US$610.000 millones. Los conflictos armados siempre tienen un trasfondo oculto económico, en donde el interés predominante siempre es extracción de petróleo y de gas, o el expolio de recursos naturales y de materias primas de las zonas en conflicto, sin embargo estas razones se ocultan para aparentar que el conflicto es por razones más justas, como religiosas, culturales, militares o políticos. Y por otro lado el gran negocio de las grandes empresas armamentistas que abastecen a los países en conflicto, generando billones de dólares al año, siendo esta una de las industrias más rentables del mundo, en términos económicos las guerras son un excelente negocio, aunque a su paso dejen muertes, violaciones a los derechos humanos, desplazamientos, hambruna, enfermedades, todo sea por el gran beneficio económico que ello dejará.

Actualmente pareciera que la humanidad ha librado la lucha por la supervivencia, que los depredadores han desaparecido, y que los avances tecnológicos nos hacen más libres y pensantes, sin embargo ocurre lo contrario, somos presa fácil del control y la manipulación, se nos inyecta día a día pequeñas dosis de miedo para consumir ciertos productos o servicios y grandes dosis de terror cuando los grandes factores de poder requieren hacer cambios estructurales económicos y políticos en los países, la gran diferencia con nuestros antepasados es que no somos conscientes del miedo que nos infunden y mucho menos de los depredadores a los que nos enfrentamos.

Por: Stephany Lavalle
Abogada por la UNAM y Economista por el IPN
Rebelde de día, escritora de noche.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.