Minera Autlán y MASH llegan a los primeros acuerdos para resolver contaminación originada por manganeso


No obstante, el bloqueo en mina de Naopa permanecerá hasta que haya resultados concretos a las demandas de los inconformes

Minera Autlán y MASH llegan a los primeros acuerdos para resolver contaminación originada por manganeso

Empresas

Octubre 10, 2019 20:22 hrs.
Empresas Estados › México Hidalgo
Juan Ricardo Montoya › Líderes Políticos

538 vistas

Minera Autlán y MASH llegan a los primeros acuerdos para resolver contaminación originada por manganeso

No obstante, el bloqueo en mina de Naopa permanecerá hasta que haya resultados concretos a las demandas de los inconformes

Por: Juan Ricardo Montoya

Tras advertir que no van a desbloquear los accesos de la Unidad Minera de Naopa hasta que haya resultados concretos a sus demandas, representantes del Movimiento Ambientalista de la Sierra Hidalguense (MASH) llegaron a los primeros acuerdos con enviados de la empresa minera Autlán, para tratar de resolver el conflicto generado por la supuesta contaminación del Río Claro, así como daños a las casas de vecinos por las explosiones que hace la empresa para la extracción de manganeso.

No obstante, el MASH acordó que se permitirá por dos días a los transportistas de la empresa poder ingresar por uno de los accesos para sacar manganeso con el fin de cumplir con un pedido urgente y evitar que se decrete el paro técnico de labores.

En la reunión que duró más de 7 horas y que fue celebrada en el Palacio de Gobierno de Hidalgo y en la que fungió como mediador Abraham Mendoza Zenteno, Delegado en Hidalgo de Programas del Gobierno Federal; Eduardo Medécigo Rubio, Representante Jurídico del MASH, dijo que se acordó convocar al Servicio Geológico Mexicano (SGM) ’para que se investiguen y determinen los daños estructurales en las casas de los pobladores de comunidades campesinas e indígenas, provocados por las constantes explosiones de la mina usadas para la extracción de manganeso’.

De acuerdo a Medécigo, ’los representantes de la empresa minera no querían que el Servicio Geológico Mexicano participara, pero delegados y vecinos de las comunidades afectadas, incluso algunas de las que reciben exiguos apoyos de Autlán, les reprocharon el haber provocado grietas y hundimientos de sus casas por las explosiones y no haber reparado los daños’.

También se pedirá el respaldo de la Coordinación Nacional de Protección Civil para que colaboren con el SGM para evaluar y determinar la magnitud de los daños a los inmuebles.

En todo momento los representantes de la empresa Autlán, exigieron que para llegar a acuerdos era necesario el desbloqueo de los dos accesos de la mina ubicada en Naopa, municipio de Lolotla, las cuales permanecen cerrados por más de 700 personas de las comunidades afectadas por la contaminación del Río Claro y por los estallidos de dinamita, se han instalado en campamentos respaldados por los transportistas del material pétreo excluidos de contratos para el acarreo de manganeso.


Los representantes de Autlán advirtieron que, de seguir el bloqueo, se verían obligados a decretar un paro técnico el próximo martes ante la imposibilidad de cubrir los pedidos de manganeso de diversos clientes. Sin embargo, la postura del MASH fue la de mantener los bloqueos tras argumentar que no hay ninguna garantía de que Autlán cumpla con los acuerdos en caso de que se le permitiera reanudar sus actividades.
Al final los representantes del MASH aceptaron permitir el libre tránsito de 30 unidades de carga de la comunidad de Nonoalco para el acarreo de óxido de Manganeso durante los días 10 y 11 de octubre para cubrir un pedido.

En comunicado de prensa la empresa minera Autlán, señaló que el lapso de dos días era insuficiente, pero que lo iban a acatar.
“En este sentido, resulta insostenible la continuidad de la actual situación de bloqueo por todos los alcances negativos que está implicando para el bienestar económico y la paz social regional” dice el comunicado de la empresa metalúrgica.
En otro párrafo se señala que, “Autlán siempre privilegiará la comunicación directa y abierta que genere valor y no métodos de presión que, lejos de ser constructivos, mantienen relegados a los mecanismos de diálogo y concordia previstos en las leyes para lograr la construcción de acuerdos. Por ello, es urgente que el bloqueo a la Unidad Minera Naopa llegue sin más dilación a su fin para así superar, cuanto antes, los efectos negativos que está generando, como las afectaciones al empleo de las familias de la región o el clima de inseguridad que se acentúa en la zona por cada día que permanece dicha situación”.

Eduardo Medécigo Rubio comentó que, a lo largo de varios años, los pobladores afectados por la contaminación y los estallidos de dinamita atribuidos a Autlán, buscaron de forma infructuosa sostener reuniones con representantes de la empresa para ver la forma de resarcir los daños y que la minera se hiciera responsable “pero nunca les hicieron caso, mostrando siempre soberbia y desdén hacía los indígenas y campesinos”.
“Por eso la única forma de obligar a la minera a cumplir con los acuerdos y que se haga responsable de los daños que origina es mediante la presión”, agregó Eduardo Medécigo.

De igual forma, el MASH y la minera Autlán pactaron realizar un diagnóstico detallado sobre la calidad del agua en ríos y arroyos, así como la actualización y ampliación de la red de monitoreo del agua de la región de la sierra.
También la realización de estudios actualizados para determinar los efectos por exposición a manganeso en la salud humana de las poblaciones locales, así como una revisión de la seguridad de los procesos de la actividad que se realiza en la minera, tanto en la fase de extracción como de procesamiento y disposición.

Otro punto de acuerdo fue, atender las descargas de agua de las comunidades locales mediante proyectos de tratamiento de líquido residual, así como de estudios de sedimentos de los ríos y arroyos, e iniciar los estudios de factibilidad para la inclusión del manganeso en la regulación técnica, por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).
De acuerdo a Medécigo como al área de prensa de minera Autlán, la autoridad encargada de coordinar a las partes, así como a las dependencias participantes en este plan, será la Delegación de Programas para el Bienestar del Gobierno Federal en el Gobierno de Hidalgo.

Durante la reunión se acordó también el diseñar una agenda inicial de trabajo que incluye acciones como la definición de parámetros de monitoreo de calidad del agua y sedimentos, celebrar un seminario local de información sobre salud y manganeso, establecer un Programa de Educación Ambiental Productivo con población rural y las escuelas de educación básica, desarrollar proyectos específicos de agro acuicultura o establecer alianzas estratégicas con otras dependencias y organismos aliados como el INPI, SADER, INAPESCA, CONAPESCA, SEDATU, SEP, o Universidades, entre otras.

Por su parte la empresa Autlán reiteró “su convicción de diálogo y buena voluntad para resolver las diferencias dentro del marco legal que garantizan las instituciones y el estado de derecho”. “Tenemos un compromiso con la información, la escucha activa, la transparencia y la participación de las comunidades, promoviendo el máximo respeto a sus derechos humanos”.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.