Lo que Maquiavelo no dijo...

Nike y el aborto

Beatriz Vargas Peláez

Nike y el aborto

Derechos Humanos

Enero 08, 2020 18:46 hrs.
Derechos Humanos Nacional › México Hidalgo
Beatriz Vargas Peláez › Líderes Políticos

1,062 vistas

NIKE Y EL ABORTO
POR BEATRIZ ADRIANA BARGAZ PELÁEZ


Una joven está sentada en un auto atorado en el tráfico, molesta porque su madre insiste en ponerle laca en el pelo para que se vea ’más bonita’. En la escena aparece la corredora mexicana Paola Morán que inspira a esta chica con su pañoleta verde, y a otras dos que están en el auto, a salir y empezar a correr.

A medida que avanzan se enfrentan al acoso callejero, a la burla de los hombres y otros obstáculos, pero también inspiran a más mujeres a unirse a su escape del embotellamiento.

La gimnasta Alexa Moreno hace una aparición en una viga de equilibrio al costado de una abarrotada calle de la ciudad. La futbolista Nayeli Rangel hace un pase a una mujer de un auto que lo convierte en un gol en un camión de basura.
Y finalmente la boxeadora Mariana Juárez es la que abre el camino para las mujeres cuando un obrero de construcción le pide al grupo que ’regrese a sus autos’, mientras otro grupo de hombres se ríe.

Es así como aparece esta jovencita montando un caballo blanco con su pañoleta verde pero ahora a medio rostro con el puño izquierdo levantado encabezando a otras jóvenes.


Parece que no hay mejor manera de explicar lo que significa marea verde, cosa que Nike en un comercial de 1 minuto con 26 segundos lo hace con un marketing impecable para vender tenis a su mercado joven.

Hasta ahí todo bien, excepto porque las y los que deberían estar hablando del tema no lo hacen y Nike ocupa ese vacío a todas sus anchas para explicar mejor de lo que se trata la exigencia de la población para hacer realidad la Interrupción Legal del Embarazo (ILE); causa que abandera marea verde.

De esto deberían estar hablando los Diputados locales y federales, pero más las Diputadas, la discusión tendría que estar siendo encabezada por el Procurador, el Secretario de Salud, medicas, enfermeras, psicólogos, médicos obstetras y todos los actores y actoras que intervienen en la garantía y aplicación de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres; no una empresa que vende tenis.

Que podemos entender cuando un comercial de Nike nos habla de este tema y no las y los que diseñan leyes, procuran justicia y proporcionan servicios de salud.
Lamentablemente, el nivel de discusión es tan pobre a nivel general, que muchos en su responsabilidad de representatividad popular a través de un cargo público prefieren no hacer un comentario siquiera en un tema que es estrictamente médico y legal, no más.

Aun así, la iniciativa de ley para despenalizar el aborto hasta las 12 semanas de embarazo en Hidalgo sigue siendo un tema “espinoso” que nadie se atreve a tocar ni en su discurso político, ni en temas abiertos en medios de comunicación y redes sociales, tanto que Nike es el único que lo hace abiertamente, como si entendiera a la perfección el ánimo de las jóvenes mujeres a esta hora del día y cuyo movimiento nació en Argentina para la ILE y se extendió a toda América Latina.
Pero, ¿por qué esto lo entienden mejor las y los mercadologos de Nike? Pues porque como buenos mercachifles se la pasan observando a la gente, midiendo el pulso de sus demandas, aspiraciones y anhelos. Nada más. Y claro jamás sacarán algo que no venda, jamás.

Esa es la lección que debió haber dejado la lamentable votación de la pasada sesión ordinaria del jueves 12 de diciembre en el Congreso de Hidalgo, en donde legisladores pertenecientes al Grupo Legislativo de Morena dieron siete votos en contra y tres abstenciones para que este derecho siguiera prohibido para adolescentes y mujeres hidalguenses en edad reproductiva.

Eso aunado a que pretendieron usar la ILE como moneda de cambio para otros beneficios políticos termino por sepultar la posibilidad de convertir a Hidalgo como nuevo polo garante de derechos humanos en el país junto con la Ciudad de México desde un punto de vista geopolítico.

Bien dicen que en política solo se puede cometer un error porque lo demás son consecuencias. Así las y los Diputados de Morena que votaron contra los derechos legítimos de las mujeres tendrán que enfrentar esas consecuencias con el costo político que representa el haber votado también en contra de los preceptos de la Cuarta Transformación que lucha por propiciar las condiciones para crear una sociedad más igualitaria, incluyente y democrática.

Para quienes piensan que la ILE acabo a las 3 de la tarde como un asunto más tratado en la sesión del pasado 12 de diciembre en Congreso de Hidalgo, está muy equivocado. Lo único que provoco este menosprecio por los derechos de las mujeres fue replegar filas al interior de marea verde e impulsar otra estrategia.

Si no lo quieren pensar así, tienen que volver a observar el comercial de Nike “juntas imparables”. En ese spot para vender tenis y de paso promover un reto deportivo explica con peras y manzanas la dinámica de este movimiento político acostumbrado a toda clase de obstáculos.

Un grupo de 10 legisladores de Morena que votaron en contra de esa exigencia sólo son un obstáculo más. La perseverancia en el tema es aporte del nacimiento de marea verde en Argentina que ya va en su octavo intento por que se establezca en aquel país el aborto seguro legal y gratuito.

Eso hasta Nike lo entiende mejor.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.