Ser mujer jamás ha sido impedimento para participar en política: Erika Rodríguez Hernández - Mujer de retos, de causas y de resultados - Pachuca - liderespoliticos.com.mx

Ser mujer jamás ha sido impedimento para participar en política: Erika Rodríguez Hernández


Mujer de retos, de causas y de resultados

Ser mujer jamás ha sido impedimento para participar en política: Erika Rodríguez Hernández

Política

Julio 01, 2021 11:02 hrs.
Política Estados › México Hidalgo
Ricardo Montoya › Líderes Políticos

2,023 vistas

Ser mujer jamás ha sido impedimento para participar en política:Erika Rodríguez Hernández.

Entrevistada en su casa, en donde de entrada nos dice: ’aquí he vivido más de 25 años’, Erika nos recibe con la
amabilidad que le caracteriza y nos invita a tomar un café en una amplia y sobria estancia cuya construcción es de un rústico que nos recuerda las casas de estilo californiano.

La tarde es fría y la chimenea que divide la sala del comedor, se encuentra encendida con un madero de mezquite, cuyo perfume que despide nos hace sentirnos en un ambiente de familia, acto seguido, le preguntamos cómo se siente después de haber sido una de las dos triunfadoras que por el Partido Revolucionario Institucional encabezaron la coalición "Va por Hidalgo’.


La respuesta es automática, una gran responsabilidad, porque ello nos obliga ahora a dar la batalla y resultados en la Cámara de Diputados, pues siento la imperiosa necesidad de dar respuesta a las demandas formuladas por la ciudadanía que conforma el octavo distrito electoral local, en muchas ocasiones con un reclamo, en el que dicen “vienen y prometen y nunca cumplen y mucho menos regresan”.
Y en mi pensamiento dije, otros candidatos ni campaña hacen y a la hora del voto son favorecidos.

Reflexiona, entrecierra los ojos y recordando por unos instantes los días de campaña, dice: las manos curtidas por el trabajo para arrancar a la tierra el fruto, los rostros asoleados y sudorosos, las ropas sucias por el trabajo en el campo, las miradas de esperanza, a veces de impotencia; son algo que te invita e incita a no desmayar, a seguir de casa en casa, entre polvorientos caminos y un sol abrazador a seguir hablando del partido y de la importancia que tiene que voten para elegir a su Diputada (o), porque es la única forma de que su voz pueda ser escuchada y traducida en leyes que mejoren sus condiciones de vida, que obliguen a que la estructura de poder formal resuelva necesidades y peticiones que tienen años de no ser resueltas.

Seria, echando los hombros hacia atrás; responde a la pregunta que le hacemos de por qué decidió buscar la candidatura de Mayoría Relativa y no la cómoda de Representación Proporcional a sabiendas de que son tiempos difíciles para el PRI y de que la gente tiene una percepción negativa del partido en general.

Con voz muy firme dice: Erika Rodríguez se considera una mujer de retos y de causas y como miembro del partido en el que he militado por más de 20 años, considero que es una obligación como verdadera priista de salir a la calle, dar la cara y responder a preguntas incomodas con verdades contundentes, con cifras, que no dejen a interpretación el trabajo y los logros del partido y de sus gobiernos y que mejor oportunidad que una campaña en la que uno mismo se mide y donde se pondera la fuerza frente a la sociedad de propuestas y del programa de acción del partido que uno representa, porque válgase la analogía, la lucha es cuerpo a cuerpo, prioridades que uno considera, pero que el electorado valora y califica finalmente en las urnas.

La interrumpimos y preguntamos, cuáles fueron las prioridades de Erika presentadas al electorado en la campaña que el 6 de junio le dieron el triunfo. Con puntualidad, echando mano de una memoria que responde de manera automática, nos dice: dotación de servicios básicos como agua, drenaje, alumbrado, atención a adultos mayores, educación, igualdad de oportunidades para mujeres y hombres, derechos de la niñez, seguridad, medio ambiente etc. Todos pareciera son rubros que corresponden a atribuciones, facultades y obligaciones de distintas áreas de la administración pública, pero que requiere de presupuesto que es facultad exclusiva de la cámara el discutirlo y etiquetarlo y en otras de analizar distintos ordenamientos que requieren revisión, adecuación y en otros casos de reformas y adiciones.

Así que ese será el trabajo al que nos avocaremos una vez que entremos en funciones y agrega, es una enorme responsabilidad, desde mi juventud me he dedicado a trabajar haciendo gestión, en el sector público, privado y en las organizaciones civiles, en consecuencia, creo que debo corresponder a la confianza que el partido y la sociedad del distrito que ahora represento con cabecera en Actopan depositó en Erika el 6 de junio.

Erika Rodríguez, considera un privilegio porque dice, en mi partido el ser mujer no es un impedimento para hacer política, es el medio para servir sin distingos a los demás.

El mejor ejemplo de ello lo tenemos en Omar Fayad Meneses, quien sin distingos de colores o credos diariamente sirve a la población en general y por consiguiente es una pauta que debemos seguir todos los priistas, en virtud de que el Gobernador ha trazado con su forma de ser y actuar un código de conducta política, cuyos ejes fundamentales son, la congruencia, la honestidad, la lealtad, el espíritu de servicio, la responsabilidad, la rendición de cuentas y el combate a la corrupción.

A pregunta del por qué eligió como lema o “grito de guerra” en campaña, “somos imparables”, su cara se ilumina y dice: desde niña he luchado por defender las causas de las mujeres, soy una verdadera creyente de la lucha que desde aquel 1953, un Presidente salido de las filas de mi partido, envió una iniciativa a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión para otorgar el voto universal a las mujeres y por consecuencia votar y ser votadas, muchos años han pasado desde entonces, sin embargo aún es difícil la participación en política por la misoginia arraigada en la sociedad, no obstante que recientemente mediante un consenso con todas las fuerzas políticas nacionales se logró que el 50% de mujeres puedan acceder a los diversos cargos de elección popular.

Así que consideré que era necesario motivar a las mujeres de mi Distrito, haciéndoles comprender que el ser mujer no es impedimento para realizar cualquier actividad ya sea en la industria, en el comercio o en la política, sobre todo en ésta última actividad a la que Erika Rodríguez, considera un privilegio porque dice, en mi partido el ser mujer no es un impedimento para hacer política, es el medio para servir sin distingos a los demás.

Con la promesa de que nos concederá nueva plática una vez que tome posesión del cargo, logrado a base de tocar puerta por puerta en los seis municipios que conforman el distrito que tendrá una diputada por el principio de Mayoría Relativa, nos despedimos de Erika y nos retiramos recordando sus palabras acertadas cuando dice, muchos años han pasado desde que Adolfo Ruiz Cortines envió una iniciativa para otorgar el voto universal a la mujer, pero aún existe una arraigada misoginia, a la que se debe y se puede hacer frente con una frase clave, las mujeres son imparables en cualquier actividad por difícil que sea y la prueba es haber logrado la confianza de los electores del VIII Distrito local, quienes tendrán en Erika una mujer de retos, de causas y de resultados.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.